Metodolog A Para Una Letra Ordenada Y Bonita

El filósofo de acuerdo a las escrituras

De de los abonos es difundida más ampliamente la urea (CO (NH, que llaman. Es el abono nitrogenado más concentrado firme, contiene no menos 46 % del nitrógeno. es posible aplicar como el abono básico y en la fertilización bajo muchas plantas. Sin embargo a la inserción sin en el suelo son posibles las pérdidas del nitrógeno a consecuencia de del amoníaco del amonio carbónico especialmente en los suelos carbonados.

A la cultivación de la espinaca, el abono ( en cantidad de 70 – 100 kg/Ha, contribuyen a la acumulación de los nitratos hasta 250 mg/kg, y con el aumento de la dosis de los abonos en 3 veces su contenido crece hasta 4000 mg/kg. El aumento de la fertilidad se acompaña del aumento del contenido de los nitratos y la reducción del hierro (con 100 hasta 64 mg), también el empeoramiento de la calidad considerable de la producción.

A las formas ammoniyno-nitratnyh de los abonos se refiere el salitre amoniacal (NH4NO, 34,6 % que contiene del nitrógeno. El salitre amoniacal cuentan el abono más universal y rápido, por la eficiencia ocupa un de los primeros lugares. Su acción que acidifica al suelo visiblemente más abajo, que el sulfato del amonio, se aparta por la inserción de la cal y la dolomita. Y la aplicación nítrico debe preceder la encaladura que influirá positivamente sobre la fertilidad del suelo.

El pepino, en comparación con otras plantas de hortalizas, es caracterizado por el contenido bajo de los nitratos (15 – 259 mg/kg de la sustancia cruda en los frutos) y hasta a la inserción de las dosis grandes del nitrógeno ellos se aumentan muy poco. La dosis óptima de la inserción de los abonos nitrogenados de 90 kg/Ha (90 en 10 2).

Las dosis grandes de los abonos minerales contribuyen al aumento de la fertilidad de las plantas de hortalizas. Sin embargo la aplicación de las dosis subidas de los abonos nitrogenados conduce al contenido sobrante de los nitratos libres, que influyen negativamente sobre la salud de la persona. Además se disminuye esencialmente la cantidad de la sustancia seca de los hidratos de carbono, algunas vitaminas y los microelementos.

Bajo las patatas recomiendan aportar hasta 80 g/10m2 del nitrógeno. No debe aportar las formas amoniacales del nitrógeno bajo él, ya que el contenido de los nitratos en los tubérculos además crece visiblemente. La alcalinización temporal de la reacción del ambiente activa los procesos microbiológicos y la descomposición de la sustancia orgánica del suelo. En resumen en la capa del suelo se acumula la cantidad subida del nitrógeno asimilable.

A la inserción de los abonos nitrogenados en el suelo debe dar la preferencia a las formas que funciona despacio (,, granulado y. Es importante que el nitrógeno obre en las plantas durante mucho tiempo. Los gránulos cubiertos con las sustancias especiales, bajan la solubilidad de los abonos en el suelo. La aplicación los abonos () baja el contenido de los nitratos en la col avanzado y la remolacha del comedor.

Debe dirigir la atención especial a la cultivación de las plantas verdes (la ensalada de repollo, la espinaca, – la ensalada). Bajo ellos es necesario aportar no más 50 kg/Ha del nitrógeno. A la inserción de los abonos nitrogenados de 160 kg/Ha (160 g/10m2) en la ensalada el contenido de los nitratos sube hasta 1100 – 2400 mg/kg. Su contenido más bajo es notado a la aplicación de los abonos que contienen el nitrógeno en a la forma. Sin embargo la correlación y de las formas del nitrógeno en los abonos nitrogenados aplicados debe ser 1: el Aumento del contenido lleva las formas al descenso de la fertilidad de la ensalada.

Según los científicos holandeses, la cantidad asimilable del nitrógeno en la capa superior del suelo (0 – 0,6) no debe superar 225 kg/Ha (225 g/10m2). La acidez del suelo no debe ser más abajo la Espinaca más vale criar en el período primaveral y no debe demasiado tener prisa con la recogida de la cosecha. Es deseable arreglar en frío, pero el día sereno.

De los abonos amoniacales aplican el amoníaco anhídro y el agua amoniacal. Primero contiene 82,3 % del nitrógeno y es el abono más concentrado y más barato, los otros 17,7 % son compuestos por el hidrógeno, que entra en molécula su. A la aplicación correcta estos abonos no ceden por la eficiencia firme nítrico. Sin embargo debe limitarlos en la aplicación con relación a las plantas de hortalizas.